en la web en la Biblia
  Buscar en la Biblia   Búsqueda avanzada 
INTERIM

Interim es el nombre de tres arreglos provisionales y temporales entre los protestantes de Alemania y la Iglesia católica en el tiempo de la Reforma, con el propósito de ser válidos durante el intervalo antes de una solución definitiva de las diferencias religiosas por un concilio general (de ahí el nombre, del latín interim, 'mientras tanto').

El Imperio en el siglo XVI - Los príncipes y la Reforma
El Imperio en el siglo XVI - Los príncipes y la Reforma

1. Interim de Regensburgo. Fue el resultado de la conferencia de Regensburgo en 1541.

Carlos V
Carlos V
2. Interim de Augsburgo. Adoptado en la dieta de Augsburgo el 30 de junio de 1548. Tras la Guerra de Esmalcalda, Carlos V pensó restablecer la unidad religiosa en Alemania y en la dieta en la sesión de Augsburgo en 1547 se acordó que fuera hecho un arreglo provisional hasta que el concilio de Trento terminara su obra. En febrero de 1548 Carlos escogió una comisión de ambas comuniones para diseñar un arreglo; esta comisión no pudo alcanzar un acuerdo y varios Estados propusieron que el asunto fuera sometido a los teólogos. Consecuentemente, al mandado del emperador, Julius Pflug, obispo de Naumburgo, Michael Helding, obispo sufragáneo de Mainz y Johann Agrícola, predicador de la corte del elector de Brandenburgo, prepararon un borrador, que luego fue revisado por ciertos monje españoles y secretamente sometido por el emperador a los electores protestantes y a católicos prominentes del imperio. En veintiséis artículos trataba del hombre antes y después de la caída (i-ii), de la redención por Cristo (iii), de la justificación (iv-vi), del amor y las buenas obras (vii), del perdón de los pecados (viii), de la Iglesia (ix-xii), de los obispos (xiii), de los sacramentos (xiv-xxi), del sacrificio de la misa (xxii), de los santos (xxiii), de la conmemoración de los difuntos (xxiv) y de las ceremonias de los sacramentos (xxvi). Aunque las ideas de los protestantes fueron tenidas en cuenta en una forma general, el documento expresaba la fe y adoración de la Iglesia católica. En la creencia de que el Interim se aplicaría a todos los Estados imperiales, los electores de Brandenburgo y el Palatinado lo aprobaron. Tras larga oposición el elector Mauricio de Sajonia y el margrave Hans de Küstrin prometieron no protestar abiertamente si todos los Estados imperiales lo aprobaban y aceptaban. Pero los católicos no estaban dispuestos a hacer concesiones. El 15 de mayo de 1548, Carlos convocó a los Estados generales y les ordenó su acatamiento. Amonestó a los protestantes a que regresaran a la antigua fe o vivieran de acuerdo al Interim, mientras que los católicos permanecerían fieles a las ordenanzas de su Iglesia. El elector Mauricio, el margrave Hans y sus adherentes se airaron sobremanera, porque solo a los protestantes se les obligaba a aceptar el Interim, pero respetando su promesa no protestaron. El 30 de junio de 1548 el Interim se convirtió en ley imperial. En el sur de Alemania el emperador logró introducirlo en algunas ciudades y territorios por la fuerza, pero en el resto de Alemania sus órdenes no fueron llevadas cabo. En el Palatinado, Brandenburgo, Sajonia, Weimar, Hesse, Mecklenburgo, Pomerania y otros Estados, así como en las ciudades del norte de Alemania, provocó vehemente oposición, de las que Magdeburgo sería el centro, encabezada por hombres como Flacius, Amsdorf y Gallus, mientras que Agrícola y Melanchthon se inclinaron al compromiso.

Mauricio de Sajonia
3. Interim de Leipzig. Fue el adoptado en la dieta sajona en Leipzig en diciembre de 1548. Tras su regreso de la dieta de Augsburgo, Mauricio de Sajonia convocó a sus consejeros y teólogos prominentes en Meissen para discutir el Interim imperial. Estaba resueltamente inclinado hacia la doctrina evangélica, pero estaba deseoso de tener una declaración franca y definida sobre lo que podía aceptarse y lo que podía rechazarse, según la Escritura. Tras una cuidadosa investigación los teólogos rechazaron claramente todo el documento de Augsburgo. Tras una amonestación real e imperial para introducirlo en Sajonia, tuvo lugar una nueva discusión en Torgau el 18 de octubre de 1548. Los consejeros electorales pusieron ante los teólogos una lista de puntos que en su estimación eran aceptables y podían desembocar en un nuevo orden eclesiástico. Melanchthon estuvo de acuerdo con la mayoría de los puntos. Las deliberaciones continuaron en Altzella del 19 al 22 de noviembre y bajo la presión de las nuevas medidas de fuerza del emperador en el sur de Alemania, fue elaborado un Interim que, en la doctrina de la justificación y en otros puntos, sostenía la doctrina protestante, aunque concedía como 'adiáfora' cosas tales como la extremaunción, misa, velas, vestiduras, vasos, imágenes, ayunos, festividades y cosas semejantes. Mauricio y Joaquín de Brandenburgo llegaron a un acuerdo, poniéndolo por escrito para que lo aceptaran. La dieta sajona se reunió en Leipzig el 21 de diciembre y aceptó las resoluciones de Altzella; los obispos de Naumburgo y Meissen, sin embargo, lo rechazaron porque en su opinión quedaba reservado solo para el emperador hacer cambios en el Interim de Augsburgo. El resultado final fue que las cosas continuaron como antes.

En la dieta de Augsburgo en 1550-51 la mayoría de los Estados defendieron la continuidad del concilio de Trento y exhortaron al emperador a que obligara a los protestantes a aceptar el Interim. Cuando la invitación imperial para el concilio llegó a Dresden, Mauricio comenzó las negociaciones con los Estados protestantes sobre un acuerdo general. Melanchthon en Dessau con el príncipe Jorge de Anhalt elaboró la denominada Confesión Sajona, que fue aprobada por Mauricio, Hans de Küstrin, los duques de Mecklenburgo y Pomerania y otros. Se propuso que ciertos teólogos sajones fueran a Trento bajo protección segura y defendieran la doctrina. En enero de 1552, Melanchthon, con otros dos, comenzó el viaje llegando hasta Augsburgo, pero en marzo fueron llamados de regreso porque la guerra contra el emperador había comenzado. La expedición de Mauricio a Alemania meridional ocasionó la suspensión del concilio de Trento. El Tratado de Passau aniquiló el Interim y desembocó en la Paz de Augsburgo.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo

Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638