en la web en la Biblia
 
           
ETELBERTO († 616)
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Biografías Ver más Biografías
 

Etelberto, conocido también con los nombres de Ethelberto o Edilberto, rey de Kent, Inglaterra, murió el 24 de febrero de 616.

Reinos anglo-sajones antiguos
Mapa de los reinos anglo-sajones antiguos
Era hijo de Eormenric, nieto de Oeric, llamado Oisc, del que los reyes de Kent tomaron el patronímico de Oiscingas o Æscings, hijo de Hengest. Ascendió al trono de Kent en 560 y en 568 se propuso extender su reino hacia el oeste marchando hacia la región entre el Andredsweald y el Támesis. Sin embargo, fue derrotado por los sajones occidentales, al mando de Ceawlin y su hermano Cutha, en Wibbandune o Wimbledon, haciéndole retroceder a Kent. Se casó con Berta, hija de Haribert o Charibert, rey de los francos, quien reinaba en París, y de su esposa Ingoberg, prometiéndosele a sus padres que a ella y al obispo que llevaba con ella, Liudhard, obispo de Senlis, se les permitiría practicar su religión sin interferencia. Por consiguiente, se les dio la iglesia romana de St. Martin, al este de la capital de Canterbury, para que pudieran adorar allí. A la muerte de Ceawlin en 593 el poder de Etelberto parece haberse incrementado grandemente, ganando supremacía sobre todo los ingleses al sur del Humber, siendo reconocido como el tercer Bretwalda. En 597 supo que Agustín y sus compañeros habían desembarcado, ordenándoles que se quedaran en la isla de Thanet hasta que hubiera determinado qué hacer, prometiéndoles que mientras tanto proveería para ellos. Tras unos días llegó a la isla con sus oficiales y sentándose al aire libre no fuera a ser que los extranjeros le hechizaran, dio audiencia a los misioneros. Cuando le dijeron que habían terminado sus discursos él les respondió que sus palabras y promesas eran buenas, pero al ser nuevas y dudosas él no abandonaría lo que todos los ingleses habían creído por largo tiempo. No obstante, al haber venido desde tan lejos para decirle lo que creían ser verdadero y provechoso, les dio hospitalidad; tendrían todo lo que necesitaran y podían hacer tantos convertidos como pudieran. Su respuesta muestra que no tenía conocimiento del cristianismo de la reina o del obispo, aunque estaba dispuesto a conceder plena tolerancia a los que deseaban enseñar. Dio a los misioneros una morada en Canterbury, proporcionándoles alimento y permitiéndoles predicar. Usaron la iglesia de St. Martin e hicieron varios convertidos. Etelberto mismo se convirtió y fue bautizado, indudablemente en la iglesia de St. Martin y muy probablemente en Pentecostés el 2 de junio. Desde entonces promovió vigorosamente la obra de Agustín. No forzó a nadie a adoptar la nueva religión, pero mostró especial favor hacia quienes lo hicieron y en Navidad, tras su bautismo, 10.000 súbditos siguieron su ejemplo. Dejó su palacio en Canterbury a Agustín y se trasladó a su residencia en Reculver. Agustín, tras su consagración en noviembre de 597, se dice que purificó el templo donde Etelberto y sus nobles solían adorar y donde había una imagen del rey, dedicándolo como iglesia cristiana a St. Pancras. Etelberto le ayudó a reconstruir una antigua iglesia romana que dedicó en honor del Salvador, que pudiera ser la iglesia catedral para él y sus sucesores, construyendo el rey también la iglesia de San Pedro y San Pablo (posteriormente llamada de San Agustín) que no fue acabada hasta después de la muerte de Agustín. En 601 Melitón y el segundo equipo de misioneros romanos le trajeron una carta del papa Gregorio, exhortándole a que destruyera los templos idólatras, enviándole también unos presentes. Antes de que Agustín muriera (604) Etelberto, con la dirección de sus consejeros, publicó un conjunto de leyes 'según la forma romana'; este código que fue resultado de la conversión del rey contenía noventa leyes, dictando principalmente reparaciones pecuniarias por diversos agravios, comenzando por las hechas a la propiedad eclesiástica o al clero.

Agustín de Canterbury predicando a Etelberto
grabado de Henry Tresham
Etelberto edificó una iglesia en Hrof, o Rochester, para Justo, quien vino a Inglaterra en 601, siendo ordenado obispo por Agustín. Tuvo que deberse a su influencia que Sæberht, hijo de su hermana Ricula, vice-rey de los sajones orientales, aceptara la enseñanza de Melitón y que construyera la iglesia de San Pablo en Londres, para que fuera catedral de Melitón y sus sucesores. Antes de morir, Agustín prescindió del plan de organización de Gregorio, que hacía de Londres la metrópolis de la provincia meridional, al ordenar a Melitón obispo de Londres y a Lorenzo su sucesor en Canterbury, haciéndose este arreglo con la aprobación de Etelberto, que no estaba dispuesto a que la primacía le fuera quitada a Kent y fuera transferida a un reino sometido. Etelberto debió persuadir a Rædwald de Anglia oriental para que abrazara el cristianismo, pues fue bautizado en Kent. Sin embargo, volvió a la adoración de sus antiguos dioses, extendiendo su poder a expensas del rey de Kent, pues antes de la muerte de Etelberto la dirección de Inglaterra había pasado de él a Rædwald. La reina Berta murió antes que su marido y Etelberto se casó de nuevo, desconociéndose el nombre de la nueva esposa, probablemente porque posteriormente se casó con su hijastro Eadbald. Etelberto fue enterrado en la capilla de St. Martin en la iglesia de San Pedro y san Pablo. Tuvo tres hijos, un varón, Eadbald, que se negó a aceptar el cristianismo y le sucedió en el trono, y dos hijas, Ethelburga, también llamada Tate, que se casó con Eadwine, rey de Northumbria, y Eadburh, abadesa de Liming. Las fuentes principales para la vida de Etelberto son la obra de Beda, Historia ecclesiastica, y la de Gregorio de Tours, Historia Francorum. Se conserva una carta que le dirigió Gregorio Magno.
© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638