en la web en la Biblia
 
           
BURTON, HENRY (1578-1648)
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Biografías Ver más Biografías
 

Henry Burton, teólogo puritano inglés, nació en Birdsall, Yorkshire, en 1578 y murió en 1648.

Henry Burton
El registro de su bautismo no es recuperable, pero su padre, William Burton, se casó con Maryanne Homle [Humble] el 24 de junio de 1577. Su madre, dice él mismo, guardaba cuidadosamente un Nuevo Testamento que había sido de su abuela en el tiempo de la reina María. Fue educado en St. John's College, Cambridge, donde obtuvo la maestría en 1602. Sus predicadores favoritos eran Laurence Chaderton y William Perkins. Al dejar la universidad se convirtió en tutor de dos hijos de 'un noble caballero', Sir Robert Carey, posterior (1626-1639) conde de Monmouth. Relata que una tal Sra. Bowes, de Aske, predijo que 'este joven será algún día el derribador de los obispos.' A través del interés de Carey, Burton obtuvo el puesto de ayuda de cámara del príncipe Enrique y mientras ejercía ese cargo compuso un tratado sobre el Anticristo, cuyo manuscrito puso el príncipe en su biblioteca en St. James. Se quejó de que el obispo (Richard Neile de Durham), que era ayuda de cámara del rey Jacobo, 'le humillaba'; sin embargo, a la muerte del príncipe Enrique (6 de noviembre de 1612) Burton fue nombrado secretario de cámara del príncipe Carlos. El 14 de julio de 1612 fue incorporado a Oxford y de nuevo el 15 de julio de 1617. Nos dice que a la edad de treinta años (es decir, en 1618) resolvió entrar al ministerio. Fuller afirma que iba a ayudar al príncipe Carlos en España (17 de febrero de 1623) y que por alguna razón desconocida la cita fue revocada, habiendo sido embarcadas ya algunas de sus pertenencias. Burton no lo menciona, pero dice (lo que tal vez lo explica) que no pudo obtener la licencia para un libro que escribió en 1623 contra Converted Jew de Fisher (es decir, Piercy) el jesuita, refutando el arminianismo y probando que el papa es el Anticristo. De hecho, se había metido en una discusión en ese tiempo entre Fisher y George Walker, ministro puritano de St. John's, Watling Street. Al ascender Carlos al trono, Burton dio por sentado que se convertiría en ayuda de cámara del rey, pero Neile continuó en ese cargo. Burton perdió la designación por una indiscreción característica. El 23 de abril de 1625, un mes antes de la muerte de Jacobo, Burton le presentó una carta a Carlos, arremetiendo contra las tendencias papistas de Neile y Laud (quien durante la enfermedad de Neile estuvo ejerciendo como ayuda de cámara). Carlos leyó la carta y le dijo a Burton que 'no ejerciera el cargo hasta que él se lo pidiera.' Al no pedírselo no reapareció en la corte. Clarendon dice que Burton se quejó de ser 'despojado de su derecho.' Deploró la muerte de Jacobo, pero no tuvo ningún aprecio hacia ese soberano; de hecho, habla de la influencia de Jacobo en el retraso del movimiento de la alta Iglesia como lo único que 'hizo deseable en su vida.' Fue casi de inmediato presentado a la rectoría de St. Matthew, Fryday Street, utilizando el púlpito de su ciudad para dirigir una agresiva lucha contra las prácticas episcopales. Comenzó a 'despegarse de las ceremonias', siendo citado ante la alta comisión ya en 1626, aunque el proceso fue detenido. Obispo tras obispo se convirtieron en objeto de su ataque. Por una publicación con el jocoso título The Baiting of the Popes Bvll, 1627, que llevaba un frontispicio representando a Carlos en el acto de atacar la triple corona del papa, fue convocado, en 1627, ante el consejo privado, pero de nuevo se libró, a pesar de Laud. Su Babel no Bethel, 1629, en respuesta a Maschil de Robert Butterfield, hizo que fuera temporalmente suspendido de su beneficio, pasando un tiempo en la Fleet. Pero problemas más serios estaban por delante.

El 5 de noviembre de 1636 predicó dos sermones en su propia iglesia sobre Proverbios 24:21,22, en los que acusaba a los obispos de innovaciones papistas. Su estilo en el púlpito era quizás efectivo, pero ciertamente no refinado; llamó gusanos a los obispos en lugar de pilares [haciendo un juego de palabras en inglés entre caterpillars y pillars] y 'champiñones anticristianos.' El mes siguiente fue convocado antes el doctor Duck, comisionado para causas eclesiásticas, para responder bajo juramento a los artículos que le acusaban de sedición. Rechazó el juramento y apeló al rey. Quince días después fue citado ante una especial alta comisión en Doctors Commons, pero no se presentó, y en su ausencia fue suspendido ab officio et beneficio, ordenándose su detención. Se encerró en su casa y publicó sus sermones con el título, For God and the King, 1636, por lo que (el 1 de febrero de 1636-7) sus puertas fueron forzadas, su estudio saqueado y él mismo detenido y enviado al día siguiente a la Fleet. Peter Heylyn escribió Briefe Answer a los sermones de Burton. En la prisión pronto se le unirían William Prynne y John Bastwick, un parroquiano, quien también había escrito 'libelos difamatorios contra la jerarquía', siendo los tres procesados en la Cámara de la Estrella (11 de marzo) e incluidos en una acusación común. Se hizo un intento el 6 de junio para que los jueces trataran las publicaciones de Bastwick y Burton (quien había añadido a su delito la publicación, desde la prisión, de An Apology for an Appeale, 1636, que consiste en cartas para el rey, los jueces y 'la verdadera nobleza') como un caso de primâ facie de traición, pero el intento no salió adelante. Los acusados ​​prepararon las respuestas a la acusación, pero era necesario que fueran firmadas por dos abogados. Ningún abogado se halló que se arriesgara al odio y los acusados ​​solicitaron en vano que sus propias firmas fueran aceptadas, según anteriores precedentes. Burton fue el único que consiguió finalmente la firma de un abogado, un tal Holt, un anciano de Gray's Inn, quien al ver que estaba solo retrocedió, hasta que el tribunal aceptó su sola firma. La respuesta de Burton, hecha legalmente, convocó al tribunal en el plazo de tres semanas, cuando el 19 de mayo el fiscal general la denunció como escandalosa, remitiéndola a los principales jueces, Sir John Bramston y Sir John Finch. Se tomaron poco trabajo en ella, desechando sesenta y cuatro hojas y no dejando más de seis líneas al principio y veinticuatro al final. Mutilada de esta manera, Burton no la haría suya; no le fue permitido elaborar una nueva respuesta y el 2 de junio se ordenó que él, como el resto, fueran procesados pro confesso. La sentencia se pronunció el 14 de junio, clamando los acusados por justicia y exigiendo en vano que no debían ser condenados sin examinar sus respuestas. Burton, cuando fue interrogado en cuanto a su apelación por el lord custodio (barón de Coventry), defendió su posición brevemente y con dignidad, pero su defensa fue anulada. Fue condenado a ser privado de su beneficio, degradado del ministerio y de sus grados académicos, multado con 5.000 libras, ser puesto en la picota en Westminster y cortadas sus orejas y encerrado de por vida en Lancaster Castle, sin visitas de su esposa o cualquier amigo, sin uso de pluma, tinta y papel. Por esta sentencia, Laud dio al tribunal su 'cordial agradecimiento.' Los parroquianos de Burton firmaron una petición al rey para su perdón, siendo los dos que la presentaron inmediatamente encarcelados. Burton asumió su castigo con admirable fortaleza. 'Todo el tiempo que estuve en la picota', dice, 'pensé estar en el cielo y en un estado de gloria y triunfo.' Su alocución a la turba fue: 'Nunca antes estuve en tal púlpito. Poco sabía yo del fruto que es capaz Dios de producir de este árbol seco. Por estos agujeros Dios puede traer luz a su iglesia.' Sus orejas fueron horadadas tanto, dice Fuller, que le cortaron la arteria temporal. Cuando se sanaron sus heridas fue llevado hacia el norte el 28 de julio, alineándose 100.000 personas en el camino en Highgate para despedirse de él. Su esposa le seguía en un carromato y 500 'amorosos amigos' a caballo le acompañaron hasta St. Albans. El viaje a Lancaster, donde llegaron el 3 de agosto, se pareció más a un desfile triunfal que al convoy de un delincuente. Laud (en su carta a Wentworth el 28 de agosto) estaba muy enojado por ello. En Lancaster, Burton estuvo confinado en 'una gran habitación desolada', sin muebles; si se encendía fuego, el lugar se llenaría de humo; los huecos entre las tablas del suelo hacían peligroso caminar y debajo había una cámara oscura en la que se encerraron a cinco brujas, que hacían 'un ruido infernal' noche y dia. El doctor Augustine Wildbore, vicario de Lancaster, vigilaba que la lectura de Burton se redujera a la Biblia, el libro de oraciones y 'otros libros canónicos' que fueran de sólidos principios de la Iglesia. Muchos simpatizantes vinieron al lugar, y, a pesar de todas las precauciones, Clarendon dice que los documentos que procedían de Burton circularon por Londres. Un folleto que da cuenta de su condena en la Cámara de la Estrella se publicó en 1637. A consecuencia, el 1 de noviembre fue enviado, camino de Preston y Liverpool, a Guernsey, donde llegó el 15 de diciembre, siendo encerrado en una minúscula celda en Castle-Cornet, donde no tenía más libros que sus Biblias en hebreo, griego, latín y francés, y una historia eclesiástica en griego, pero luchó para lograr pluma, tinta y papel, escribiendo dos tratados, que sin embargo no fueron impresos. Sin embargo, a su esposa no se le permitió verle, muriendo su única hija durante su encarcelamiento.

Henry Burton y William Laud
El 7 de noviembre de 1640 su esposa presentó una petición a la cámara de los Comunes para su liberación y el 10 de noviembre la cámara ordenó que fuera enviado inmediatamente a Londres. La orden llegó a Guernsey el domingo 15 de noviembre y Burton embarcó el día 21. En Dartmouth, el día 22, encontró a Prynne, siendo su viaje a Londres de nuevo un paseo triunfal. Diez mil personas lo escoltaron desde Charing Cross hasta la ciudad con toda demostración de alegría. El 30 de noviembre Burton compareció ante la cámara y el 5 de diciembre presentó una petición exponiendo sus sufrimientos. La cámara declaró el 12 de marzo de 1640-1 ilegal el proceso en su contra, acusando a Laud y otros de los daños. El 24 de marzo se anuló su sentencia, ordenándose que se le devolviera su beneficio; el 20 de abril se aprobó una suma de 6.000 libras a su favor; el 8 de junio se promulgó una orden adicional para la restauración a su beneficio. Recuperó sus títulos y recibió el doctorado en teología. Pero el dinero no le fue pagado, ni recibió su beneficio, al que Robert Chestlin había sido regularmente presentado. Pero el 5 de octubre de 1642 sus antiguos feligreses solicitaron a la cámara que pudiera ser nombrado predicador el domingo por la tarde, lo que fue concedido. Chestlin, quien se resistió al nombramiento, fue duramente tratado, siendo encarcelado en Colchester por un sermón sedicioso, escapando a Oxford. Al quedar en posesión de St. Matthew, Friday Street, Burton organizó una iglesia según el modelo independiente. Gardiner dice acerca de Protestation Protested, de Burton, publicada en julio de 1641, que 'esbozaba el plan de una iglesia nacional, rodeada de iglesias voluntarias, que fue aceptado en la revolución de 1688.' Publicó Vindication of Churches commonly called Independent, 1644, (en respuesta a Prynne), y ejerció una disciplina eclesiástica muy estricta dentro de su congregación. Marsden dice que 'no estaba en el poder de la malicia desear ni en el de la ingenuidad sugerir un espectáculo semanal tan dañino para la causa real' como Burton predicando en Friday Street sin orejas. Había disfrutado del honor de predicar ante el parlamento, pero no aprobó el curso que posteriormente tomaron los sucesos. Durante algún tiempo le fue permitido celebrar una reunión de catequesis cada dos martes al mes en St. Mary, Aldermanbury, pero ante la presentación de sus ideas independientes los oficiales de la iglesia le prohibieron seguir en septiembre de 1645, lo que desembocó en una guerra de panfletos con el anciano Calamy, rector de la parroquia. Wood, quien comenta que 'se hizo más moderado', piensa que vivió para presenciar la ejecución de Carlos, pero murió un año antes de ese suceso.

Durante su encarcelamiento había contraído cálculos, lo que probablemente fue la causa de su muerte, siendo enterrado el 7 de enero de 1647-8. Con su primera esposa, Anne, tuvo dos hijos: Anne, bautizada el 21 de septiembre de 1621, y Henry, bautizado el 13 de mayo de 1624, quien se casó con Ursula Maisters el 30 de noviembre de 1647, siendo descrito como comerciante. Su segunda esposa, Sarah, y su hijo, Henry, le sobrevivieron y el 17 de febrero de 1652 solicitaron la casa para mantenimiento; el hijo obtuvo tierras por 200 libras, valor anual del patrimonio de ciertos delincuentes, de los que la viuda debía tener 100 libras anuales de por vida. Granger describe un grabado de Laud y Burton, en el que el arzobispo vomita sus obras mientras que el puritano sostiene su cabeza.

Las principales obras de Burton, además de las mencionadas son: A Censvre of Simonie, 1624; A Plea to an Appeale, 1626; The Seven Vials; or a briefe Exposition upon the 15 and 16 chapters of the Revelation, 1628; A Tryall of Private Devotion, 1628; England's Bondage and Hope of Deliverance, 1641, (un sermón sobre el Salmo 53:7-8 ante el parlamento el 20 de junio); Truth still Truth, though shut out of doors, 1645, (distinto de Truth shut out of doores, un panfleto previo del mismo año) y del catálogo de Advocates' Library, Edimburgo, The Grand Impostor Unmasked, or a detection of the notorious hypocrisie and desperate impiety of the late Archbishop (so styled) of Canterbury, cunningly couched in that written copy which he read on the scaffold, sin fecha; Conformities Deformity, 1646.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638